Bosnia, la guerra que no nos contaron

16,00 

Versión en castellano

La peor consecuencia de la Guerra de Bosnia, además de sus 100.000 muertos, 35.000 desaparecidos y más de un millón de desplazados, fue la consolidación de un país dividido en tres comunidades étnicas y la desaparición de la noción de multietnicidad, el tesoro más preciado de la “pequeña Yugoslavia”, como se conocía a Bosnia por ser una reproducción en miniatura del estado creado por el mariscal Tito.

Veinticinco años después del inicio del conflicto este libro quiere desmontar el mito según el cual esta fue una guerra étnica; y también la misma existencia de tres pueblos con grandes diferencias entre sí, la supuesta causa que justificaría un conflicto inevitable:

Si tres grups aparentment diferents —es pregunta l’autor— parlen exactament la mateixa llengua (amb diferències com les que hi ha entre el català i el valencià), tenen uns costums molt semblants i conviuen des de fa segles… fins a quin punt es pot afirmar que són tres ètnies diferenciades?

En su lugar, Joan Salicrú defiende que el elemento étnico fue, precisamente, el pretexto de las elites procedentes del sistema yugoslavo para perpetuarse en el poder, aunque el precio fuera una guerra civil. Este libro pretende, en suma, demostrar cómo las diferencias étnicas y culturales se amplificaron y estimularon para justificar el conflicto.

Categoría: